Comparativa Invisalign y ortodoncia lingual: lo que Invisalign no hace muy bien y la ortodoncia lingual sí.

Ventajas de la Ortodoncia Lingual respecto a la ortodoncia invisalign

En que casos no se puede utilizar invisalign

Invisalign es una tecnología y un sistema de tratamiento genial en ortodoncia. Es cómodo, higiénico, no da urgencias, es poco visible y, en los casos en los que está indicado, funciona a las mil maravillas. No obstante, debido a ciertas limitaciones intrínsecas de la técnica, no se puede tratar a todos los pacientes con Invisalign, al menos, si uno quiere mejorar sus sonrisas con un 100% de objetivos cumplidos y aspirando a la excelencia en su profesión.

Cada día, los ortodoncistas especializados en esta novedosa forma de tratamiento solucionamos con ella más y más variedad de maloclusiones, pero algunas situaciones que se presentan en la clínica son irresolubles con garantías si uno se decide a tratar solo con Invisalign. Para estos casos, existe a veces la opción de tratar primero con Invisalign y luego colocar, durante algunas fases del tratamiento, brackets por fuera para terminar de hacer lo que Invisalign no puede hacer bien; o bien para reducir el número de alineadores necesarios…pero entonces ya no es ortodoncia invisible, porque el paciente llevará unos meses la ortodoncia clásica por la cara externa de los dientes…

Y aún así, algunas veces, simplemente hay que reconocer que, por muy bueno que sea el ortodoncista y mucha experiencia que tenga con Invisalign,  en ciertas situaciones, si uno quiere una técnica de ortodoncia invisible, es mejor decidirse por la ortodoncia lingual. Yo normalmente, siempre que puedo darles a elegir a mis pacientes, es decir, siempre que puedo garantizarles un éxito total del tratamiento, les recomiendo Invisalign. Pero en algunas ocasiones donde está claro que la mejor técnica es la ortodoncia lingual, al menos según mi humilde opinión, les recomiendo ésta última sin lugar a dudas.

Los casos en los que la técnica de ortodoncia invisible de elección es la ortodoncia lingual son:

Colmillos (caninos) incluidos o muy altos, mordidas abiertas de más de 1-2mm, casos con extracciones de premolares o molares, casos que necesitan ortodoncia y cirugía ortognática (cirugía de los maxilares), algunos casos que requieren cierre de espacios grandes o apertura de los mismos para implantes dentales  y ciertos casos con  anomalías complicadas en la inclinación, desnivel vertical, apiñamientos graves o resaltes muy aumentados (“dientes para afuera)”.

Os dejo algunas fotos de situaciones en las que yo prefiero tratar con ortodoncia lingual antes que con Invisalign, si el paciente me pide máxima estética y ortodoncia poco visible.

En casos como este con un canino en el paladar y un diente de leche por fuera es mejor elegir ortodoncia lingual antes que Invisalign: hay más versatilidad, rapidez y calidad del terminado.
Otro caso con mucha falta de espacio y un colmillo por fuera, mejor tratarlo con ortodoncia lingual
Esta paciente, aunque no se ve, lleva ortodoncia lingual: en un caso así donde son necesarios grandes movimientos e incluso, a veces, la utilización de minitornillos para ayudar a conseguir para ella una sonrisa fantástica, con Invisalign no puede tratarse con garantías de excelencia…¡Al menos por ahora!

¡Un fuerte abrazo!

David Manzanera

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Un comentario

  1. Buenos días, perdona que te escriba públicamente, pero he visto el contenido de tu blog y me gustaría hacerte una propuesta para intercambiar enlaces, y conseguir así mejorar nuestro posicionamiento en buscadores. Si estas interesado por favor, ponte en contacto conmigo en esta dirección: miguel.rodiles03@gmail.com. Muchas gracias por tu tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *