El Compromiso Articular Temporo-mandibular es una patología que puede causar dolores de cabeza, vértigos, mareos, neuralgias del trigémino, síndrome de boca ardiente, ruidos en la articulación y muchos más síntomas. Hasta la fecha es una enfermedad bastante desconocida por lo que solo ciertas clínicas pueden tratarla con garantías.

¿Qué es?

El CAT es una patología que consiste en la "Limitación o impedimento en la amplitud de los movimientos funcionales mandibulares durante la masticación, fonación, bostezo, posturas de descanso, etc., por impacto de alguna o algunas de las estructuras situadas en la parte móvil del aparato masticatorio (mandíbula, musculatura, diente, prótesis, etc.) contra alguna o algunas estructuras situadas en el orificio cigomático o/y en el maxilar superior (maxilar, diente, prótesis, etc.) dando lugar a un conjunto de síntomas y signos principalmente sensitivos, dolor de cabeza (cefalea) y vegetativos, inestabilidad (mareos, vértigos). En el aparato masticatorio la articulación comprometida es la Temporomandibular; el menoscabo funcional se refiere a la masticación y fonación; la causa del CAT puede ser extra o intraarticular y la afectación uni o bilateral. El CAT es la causa de cefaleas, migrañas y tensionales (SMT), mareos y vértigos (Síndrome de Meniere), Síndrome de Boca Ardiente (SBA), neuralgias de trigémino y parálisis faciales periféricas.

Esta patología fue brillantemente descrita por el doctor canario José Larena en 1998 y desde entonces, ha cambiado radicalmente la forma de entender ciertos dolores y problemas de boca, cabeza y cuello y otras muchas enfermedades o síndromes de causa "desconocida".

¿Tiene tratamiento?

Afortunadamente . Y es relativamente sencillo, indoloro y poco costoso. A menudo el tratamiento consiste en el cambio de ciertos hábitos posturales y de masticación, normalmente unido a una RNO (Rehabilitación Neuro-Oclusal) que suele incluir tallados o "desgastes selectivos" de los dientes para equilibrar la mordida y conseguir estabilizar las estructuras mandibulares que causan el CAT. Ello unido en ocasiones al uso de aparatos sencillísimos y cómodos de llevar que no son las clásicas férulas. El tratamiento, en muchos casos, es muy eficaz y definitivo, y no hace al paciente dependiente de ningún tipo de aparatología "de por vida"!.

¿Quién puede tratar el CAT?.

El CAT es una enfermedad, o conjunto de síntomas y signos, de muy reciente descubrimiento (en torno a 1998), por ello, la inmesa mayoría de profesionales, dentistas y médicos otorrinos, oculistas, neurólogos, pediatras, fisioterapeutas etc... desconoce su existencia y los elementos que lo componen. Solamente los odontólogos que se han formado con el Dr. Larena, especialista en CAT, están capacitados para poder diagnosticar y, en su caso, tratar dicha enfermedad. En la Clínica Manzanera, Ester y David Manzanera han realizado la formación necesaria para poder identificarlo, diagnosticarlo y tratarlo con garantías.