En algunos casos la ortodoncia y la cirugía de los maxilares se combinan para mejorar la sonrisa y la cara de muchos pacientes.

Cirugía maxilofacial de mandíbula en Valencia

En algunos casos la ortodoncia y la cirugía de los maxilares trabajan en equipo para mejorar la sonrisa, la cara y la vida de muchísimos pacientes.

¿Qué es la Cirugía ortognática?

La cirugía ortognática (del latín orthos, recto y gnathos:mandíbula) es, en Medicina, la especialidad dentro de la Cirugía Maxilofacial que se encarga de corregir las deformidades y malposiciones del maxilar y de la mandíbula con el objetivo de mejorar la capacidad del paciente para masticar, hablar, respirar y, sobre todo, perfeccionar la estética facial . Debido a que los problemas de los maxilares suelen ir unidos a maloclusiones dentales, la ortodoncia y la cirugía ortognática son especialidades que siempre trabajan de la mano para conseguir solucionar los problemas complejos que afectan tanto a la estética como a la función en algunos pacientes concretos, y que ninguna de ambas podría solucionar por sí sola.

En otras palabras, la cirugía ortognática optimiza la relación de tus maxilares consiguiendo además una armonía facial. Moviendo los maxilares también se mueven los dientes, por tanto los braquets de la ortodoncia estarán colocados durante el tratamiento quirúrgico. Esto nos asegurará que los dientes estarán en su posición correcta después de la cirugía.

Consideraremos el tratamiento quirúrgico combinado con ortodoncia (ortodoncia y cirugía ortognática) en el caso de pacientes que han terminado su periodo de crecimiento con problemas importantes de mordida y aquellos que tengan alteraciones faciales que puedan ser susceptibles de una mejora estética debido al malposicionamiento óseo.

¿A quién puede mejorarle la vida la operación de mandíbula?

El crecimiento de los maxilares, usualmente termina sobre los 16 años en las mujeres y los 18 en los varones. Aunque el momento de operar es terminado el periodo de crecimiento, el tratamiento ortodóncico prequirúrgico puede iniciarse uno o dos años antes de este momento.

¿Qué pasos hay que seguir en el tratamiento maxilofacial?

Este tratamiento tiene 3 pasos fundamentales:

Un tratamiento ortodóncico prequirúrgico, la cirugía propiamente dicha y un tratamiento ortodóncico postquirúrgico de refinamiento. En total suele durar aproximadamente unos 24 meses.

En algunos casos podemos acortar este proceso en dos pasos, primero cirugía y después un tratamiento ortodóncico convencional, reduciendolo así en 1 año.

Durante tu tratamiento ortodóncico, que usualmente dura entre los 6 y los 18 meses, llevarás brackets y visitarás al ortodoncista periódicamente para el ajuste de tus arcos. Llevando los dientes a la que será su posición definitiva. Según los dientes se te van moviendo notarás que cada vez tu mordida está peor, no tendrás que agobiarte, tus dientes se están preparando para una futura movilización de los maxilares. Cuando se te opere, tus dientes casarán consiguiendo una mordida adecuada.

La cirugía es llevada a cabo en el hospital bajo anestesia general por un cirujano Maxilofacial de nuestro equipo. La duración del procedimiento suele ser entre una y tres horas dependiendo de la complejidad del caso. Todas las incisiones para la corrección de los maxilares se realizan por dentro de la boca, evitando en todo caso cicatrices faciales. Tras uno o dos días de recuperación en el hospital se te dará el alta y te podrás incorporar a tu vida laboral en unas dos semanas aproximadamente.

Después de unas 4 o 5 semanas de la cirugía, ajustaremos de forma fina tus dientes para rematar el caso. En la mayoría de las ocasiones, los braquets se retiran entre los 6 y los 12 meses después de la cirugía. Una vez quitados, se te colocará un retenedor detrás de tus dientes para que puedas mantener tu bonita nueva sonrisa.