Cuidados y recomendaciones durante la ortodoncia lingual (I)

Llevar cualquier tipo de tratamiento de ortodoncia, bien sea de ortodoncia invisible, Invisalign u ortodoncia lingual, requiere de una serie de cuidados y precauciones que hay que tener en cuenta para asegurarnos el mejor resultado y el menor número de complicaciones. Cada técnica de ortodoncia tiene sus particularidades, y hoy os voy a hablar de los cuidados particulares que requiere la ortodoncia lingual:

En primer lugar, hay que ser conscientes de que se está llevando un aparato de ortodoncia fijo. Dicho aparato va cementado con un material especial a la superficie dentaria. Dicho cemento es muy resistente, y aguanta las fuerzas de la masticación a un nivel normal. No obstante, ¡las fuerzas excesivas pueden despegar los brackets!.

Es por ello que, para evitar las urgencias por descementado que retrasan el tratamiento y suponen un contratiempo innecesario, hay que intentar llevar un cuidado extra en lo que comemos, simplemente ser consciente de que debemos ir con precaución. Por ello, se recomienda no comer los siguientes alimentos, o hacerlo sin realizar mucha fuerza sobre los brackets:

Por ejemplo: Frutos secos (almendras, cacahuetes, nueces etc…), bocadillos con el pan duro, caramelos de los consistentes y pegajosos, palomitas de maíz, arroz del duro (¡¡El socarrat de la paella!!) y, en general, cualquier alimento para el que necesitemos hacer una fuerza excesiva.

Así sacaremos el máximo rendimiento a la ortodoncia lingual, con las mínimas complicaciones, y… ¡Conseguiremos los dientes y la sonrisa que queremos casi sin enterarnos!.

El próximo día os comentaré los cuidados necesarios para la higiene, con sus particularidades al ser ortodoncia lingual, ya que aquí el aparato de ortodoncia trabaja ¡por dentro!.

Un saludo

David

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *